1.2 Conozca su motocicleta

Controles de la motocicleta Controles de la motocicleta

Hay muchas cosas en la carretera que pueden causarle problemas. Su motocicleta no debe ser una de estas cosas. Para asegurarse de que su motocicleta no le cause problemas:

• Lea primero el manual del propietario.

• Comience con la motocicleta adecuada para usted.

• Familiarícese con los controles de la motocicleta.

• Revise la motocicleta antes de cada uso.

• Manténgala en buen estado cuando no la esté usando.

• Evite el uso de accesorios y modificaciones que dificulten el manejo de la motocicleta.

La motocicleta adecuada para usted

En primer lugar, asegúrese de que la motocicleta sea adecuada para usted. Debe “quedarle a medida”. Sus pies deben llegar al suelo cuando está sentado en la motocicleta y los controles deben ser sencillos de accionar. Por lo general, a los principiantes les resulta más fácil usar motocicletas más pequeñas.

Como mínimo, una motocicleta con autorización legal de circulación debe tener:

• Faro delantero, luz trasera y luz de freno.

• Frenos delantero y trasero.

• Luces direccionales.

• Bocina.

• Dos espejos. 

Motocicletas prestadas

Tenga mucho cuidado cuando preste su motocicleta o pida una prestada. Los choques son bastante comunes entre los motociclistas principiantes, en particular durante los primeros meses de conducir una motocicleta. Conducir una motocicleta desconocida complica el problema. Si pide prestada una motocicleta, familiarícese con ella en una zona controlada. Y si presta su motocicleta a un amigo, asegúrese de que tenga licencia y sepa cómo conducir antes de permitirle circular con tráfico.

Aunque tenga mucha experiencia, conduzca con sumo cuidado cualquier motocicleta que sea nueva o que no conozca bien. Concédase un mayor margen de error, porque necesitará algo de tiempo para acostumbrarse.

Familiarícese con los controles de la motocicleta

Asegúrese de estar completamente familiarizado con la motocicleta antes de sacarla a la calle. Asegúrese de repasar el manual del propietario de su motocicleta.

Esto es especialmente importante en caso de conducir una motocicleta prestada. Si va a usar una motocicleta que no conoce:

Controles de la motocicleta

• Revise todo lo que revisaría en su propia motocicleta.

• Averigüe dónde está todo, en particular las luces de giro, la bocina, el interruptor del faro delantero, la válvula de control de combustible y el interruptor de corte del motor. Encuentre y accione estos controles sin tener que buscarlos.

• Aprenda la secuencia de las marchas. Accione el acelerador, el embrague y los frenos varias veces antes de empezar a usar la motocicleta. Todos los controles reaccionan en forma algo diferente.

• Conduzca con mucho cuidado y esté al tanto de lo que lo rodea. Acelere suavemente, doble a menor velocidad y conceda más espacio para frenar.

Revise su motocicleta

Una motocicleta requiere más cuidados que un automóvil. Una falla técnica menor en un automóvil por lo general no causa más que un inconveniente para el conductor. Pero si algo anda mal en la motocicleta, conviene saberlo antes de conducir con tráfico. Revise por completo su motocicleta antes de usarla.

Antes de subirse a la motocicleta, revise lo siguiente:

• Neumáticos/ruedas — Revise el estado de los neumáticos, las ruedas y la presión del aire.

• Líquidos Nivel de aceite y otros líquidos. — Revise los líquidos hidráulicos y refrigerantes una vez por semana como mínimo. Fíjese si debajo de la motocicleta hay indicios de derrames de aceite o combustible.

• Faros delantero y trasero — Revise ambos. Pruebe el interruptor para asegurarse de que funcione tanto la luz alta como la luz baja.

• Luces direccionales — Accione las luces de giro a la derecha y a la izquierda. Asegúrese de que todas las luces estén funcionando correctamente.

• Luz de freno — Pruebe ambos controles de los frenos y asegúrese de que cada uno encienda la luz de freno.

• Controles (palancas, cables, acelerador) — Revise el estado, funcionamiento y tendido. Una vez que se haya subido a la motocicleta, revise lo siguiente antes de arrancar:

• Embrague y acelerador — Asegúrese de que ambos estén funcionando bien. El acelerador debe volver rápidamente a su posición inicial cuando usted lo suelte. El embrague debe sentirse tenso y suave.

• Espejos retrovisores — Limpie y ajuste ambos espejos retrovisores antes de arrancar. Es difícil conducir con una sola mano mientras trata de ajustar un espejo retrovisor. Ajuste los espejos de manera que pueda ver el carril detrás de usted y la mayor parte posible del carril contiguo. Cuando están debidamente ajustados, los espejos retrovisores pueden mostrar el contorno de su brazo u hombro —pero lo más importante es poder ver el camino atrás y a los costados—.

• Frenos — Pruebe las palancas del freno delantero y trasero, una por vez. Asegúrese de que la palanca se sienta firme y de que detenga la motocicleta cuando accione el freno por completo.

• Bocina — Pruebe la bocina. Asegúrese de que funcione.

Conozca sus obligaciones

Un “accidente” es un acontecimiento imprevisto que ocurre sin ser culpa o negligencia de nadie. En accidentes de tránsito, la mayoría de las veces éste no es el caso. De hecho, la mayoría de los conductores involucrados en un accidente generalmente asumen cierta responsabilidad por lo ocurrido. Considere una situación en la que alguien trata de atravesar un cruce a último momento cuando el semáforo está cambiando de amarillo a rojo. Su semáforo se pone en verde. Usted entra en el cruce sin fijarse si viene alguien. Basta con eso para que los dos se encuentren. El otro conductor tenía la obligación de detenerse.

Usted tenía la obligación de fijarse antes de arrancar. Ninguno de ustedes cumplió la parte que le correspondía. El hecho de que la otra persona sea la que empiece la cadena de acontecimientos que terminan en un choque no significa que no sea responsabilidad de ambos.

Como conductor, usted no puede estar seguro de que los demás lo verán o le cederán el derecho de paso. Para reducir sus probabilidades de chocar:

Asegúrese de que lo vean — Use ropa adecuada, use su faro delantero, manténgase en la mejor posición de su carril para poder ver y que lo vean.

Comunique sus intenciones — Use las señales y luces de giro correctas, la luz de freno y la posición adecuada en el carril.

Mantenga un margen de seguridad adecuado — Por delante, por detrás, a los lados, al rebasar y cuando lo rebasen.

Fíjese en su trayectoria de desplazamiento con 12 segundos de anticipación.

Identifique y separe los diferentes peligros.

Esté preparado para actuar — Manténgase alerta y sepa cómo poner en práctica las técnicas apropiadas para evitar choques.

No importa quién tiene la culpa si alguien se lesiona en un choque. Los choques casi nunca se deben a una sola causa. La capacidad de conducir en estado de alerta, tomar decisiones fundamentales y llevarlas a cabo distingue a los conductores responsables del resto.

Recuerde que depende de usted no ser la causa o un participante desprevenido de cualquier choque.

Deja un comentario

volver arriba