De tin marin… ¿Expomoto o el SIMM?

Expomoto Salón de la Motocicleta México Expomoto Salón de la Motocicleta México

Durante los últimos 13 años la Ciudad de México festeja al motociclismo en grande y por duplicado, ¿es demasiado para la ciudad o se debe encontrar al fin, una vía alterna en que ganen todos?

Es innegable que, como motociclistas, todo lo que involucre a nuestra afición a las dos ruedas va a ser motivo de alegría y regocijo así que en primera instancia, tener dos fiestas al año no nos parece demasiado, pero imagínense para el anfitrión, en este caso las marcas que "pagan" por estas celebraciones, puede ser un tema desgastante.

Quizá en un principio y hasta hace tres años la convivencia entre Expo Moto y el Salón Internacional de la Motocicleta parecía que tenía cierta justificación por la fecha en la que se celebraban cada una de ellas, ExpoMoto solía coincidir a mediados de año, en junio, y el SIMM, a fines de octubre o a veces noviembre. Dos fiestas distribuidas cada seis meses podía no ser un problema incluso para las marcas, que eventualmente podrían destinar dos partidas presupuestales. Remontémonos al año 2002, cuando se realizaba el primer ExpoMoto en la Ciudad de México, un año más tarde el SIMM aparecía en escena, la industria de la motocicleta gozaba, y durante al menos casi una década de gran salud y crecimiento y nos podíamos dar esos lujos.

En ese lapso de tiempo, algunas marcas pudieron distribuir esfuerzos en ambas, otras ya sea por presupuesto o estrategia tuvieron que decidirse por alguna en especial, así, el SIMM logró hacerse de marcas como BMW, Harley-Davidson, BRP, Grupo De la Grange Moto Art, Ducati, KTM, Suzuki, Yamaha, etc, mientras que ExpoMoto ofrecía opciones como las del Grupo Motomex, Kawasaki, Izuka, Bajaj en algún momento y TVS en la actualidad, Italika, Bajaj, Grupo DOFESA con Triumph, Polaris durante varios años, también Suzuki e incluso Honda por citar a las más emblemáticas, sin mencionar a las marcas de accesorios, o refacciones o implementos que de igual manera tomaron un bando. Cada una definió un estilo y la gente podía asistir en junio el WTC y en octubre a Expo Bancomer Santa Fe.

México 2015

La fórmula parecía poder coexistir con cierta tregua entre ambos organizadores, pero, en la actualidad, con los dos Salones tan cerca uno de otro, ¿resulta vigente esta situación?

No se trata de encontrar cuál es el mejor ni desacreditar a ninguno. Ambos tienen fortalezas y poder de convocatoria pero cuando la industria está sufriendo un recorte de presupuestos o llamémosle una optimización en las inversiones, dos fiestas nos parecen demasiadas, incluso para una ciudad tan grande como la de México.

¿Qué hacer entonces? No lo sabemos pero quizá viendo el ejemplo mundial podemos tener algunas ideas. La cita más legendaria es el EICMA (Salón de Milán) que no hay duda, es el referente de la industria y donde todas las marcas desean estar. Alternativamente y cubriendo otros escenarios está el Salón de las Dos Ruedas de París (cada dos años), el Salón de Tokio (también con motocicletas cada 2 años), a últimas fechas el Salón de China, de la India, de Brasil y a donde queremos llegar, los salones de Alemania de donde bien podríamos tomar un ejemplo de cómo conciliar la situación en México. 

El Frankfurt Motor Show, celebrado en Frankfurt cada dos años e Intermot Colonia (también cada dos años) se alternan para ofrecer a los alemanes una sede distintas cada año, distintas propuestas, eventos y sedes.

Imaginen la suma de esfuerzos y tener al SIMM con todas las marcas y toda la inversión de ellas en un concepto renovado; de la misma manera, al año siguiente ExpoMoto con la participación inédita de toda la industria mexicana, cada una en su sede habitual, o bien buscando una conciliación y un terreno neutral (Centro Banamex, por ejemplo) con un nombre diferente operado por el equipo de Francisco Igartúa un año y al siguiente por el de Eutimio García. Ya se, suena descabellado, los organizadores necesitan este evento cada año, !hey! ¿y si también alternan sub sedes en el mismo año?

Digamos que podría celebrarse ExpoMoto Ciudad de México 2016, mientras que en Guadalajara o Monterrey podría operar el SIMM 2016, al año siguiente intercambian sedes y todos contentos con su evento anual. Podría ser esta una opción viable o ¿necesitamos asfixiar a la industria hasta que ya no de más?

Las fórmulas se repiten año con año (en ambos eventos) y los asistentes notan eso, es como salir con la misma pareja durante 15 años, algo debe cambiar de raíz o corremos el riesgo de que se vayan extinguiendo. No se cuantos años más podrá sostenerse esta duplicidad pero estas líneas, como anticipé, no tratan de destruir, sino de buscar reflexión. De momento la primera de ellas, El Salón Internacional de la Motocicleta se celebra del 15 al 18 de octubre, mientras que ExpoMoto se llevará a cabo del 19 al 22 de noviembre en sus sedes habituales. ¿A cuál irás tu?

 SIMM y Expomoto 2015

Deja un comentario

volver arriba