Rodar de noche en moto

conducir de noche en motocicleta conducir de noche en motocicleta

Algunos consejos para conducir tu moto cuando la luz del día se ha esfumado. Lo que debes tomar en cuenta.

Nunca va a ser buena idea rodar por la noche, la oscuridad, el cansancio o los reflejos son varios factores que intervienen para rodar seguros. Incluso pilotos experimentados evitan hacerlo y no obstante, habrá situaciones en las que es ineludible hacerlo por lo que no viene mal tener en cuenta algunos consejos para hacerlo de la mejor manera teniendo en cuenta los riesgos que puede implicar.

Rodar de noche implica que los objetos son menos visibles, por ello una motocicleta en comparación con un auto será menos visible y estaremos en riesgo de "alcances" o de "no ser vistos en cruces", ten particular cuidado al frenar en algún auto y verifica que el auto de atrás ha advertido que debe frenar también y te ha visto. Cuando vayas a llegar a algún crucero, verifica dos veces que tienes paso libre.

Visión nocturna

Parece más que obvia esta advertencia pero necesaria. Si tienes problemas de vista procura evitar rodar de noche. Un problema de vista nos referimos al efecto de que al disminuir la luz, nuestras pupilas se dilatan más y en algunas personas puede suceder que se desenfoquen los objetos de nuestro alrededor. Prueba tu visión mientras vas en algún auto como copiloto. Si percibes que esto sucede, no será buena idea tomar la moto por la noche.

Faros

Maximizar tu visión significa maximizar el rango de la luz delantera; Una moto de fábrica tiene el faro colocado de forma estándar, pero quizá no para tu posición de conducción, este es quizá el factor más importante por lo que conviene revisar que esté a la altura adecuada y si no, es hora de abrir el manual y aprender para ajustar el faro. Si tu faro es externo, es posible que sólo tengas que empujar hacia arriba o hacia abajo un poco, pero si el (los) faro(s) están integrados en el carenado, quizá tengas que conseguir un desarmador y hacer lo mismo, subir y bajar hasta la posición deseada.

Ahora bien, ¿cuál es la altura adecuada y cómo ajustar tu faro?, necesitas encontrar un lugar exterior oscuro para ajustarlo: por ejemplo un gran estacionamiento iluminado con una pared dónde proyectar las luces. Si puede situar la moto a unos cien metros de la pared, es lo mejor; Siéntate en tu moto como si la manejaras y mira por donde terminan los rayos. El haz de luces "bajas" deberá estar entre la moto y la pared, mientras que las luces "altas" deberán iluminar la pared desde abajo hacia arriba. Encuentra el ajuste hasta que logres su posición ideal, siéntate en tu moto después de cada ajuste para que te asegures de que es la correcta. Toma tu moto y da una vuelta y si todavía no estás convencido, intenta ajustar de nuevo hasta que estés completamente satisfecho.

Ya que ajustaste tus faros, asegúrate de que la mica está completamente limpia; de tierra, humedad e insectos - Estas pequeñas partículas pueden llegar a ser enormes sombras en la oscuridad y luego, y desde luego no queremos eso.

Debido a que ya es norma que el faro delantero permanezca prendido siempre que enciendas la moto (no importando si es de día o de noche), debes considerar la sustitución de las lámparas también. Se sugiere reemplazarlas cada doce meses, especialmente si rodar por la noche va a ser muy habitual.

Verifica de igual manera la luz de piloto trasera, así como las intermitentes traseras y delanteras, si de día son una buena herramienta, de noche se vuelven esenciales.

Tráfico de frente

Los coches que vienen de frente puede ser un verdadero problema, sobretodo si estos autos llevan sus luces largas y no hacen el cambio a luces cortas. La mejor solución para este escenario, es seguir las líneas blancas del suelo hasta que el coche que pasa; en cualquier caso no ruedes cerca de la división de carriles sino al centro de tu carril.

En cruces con otras calles, incluso con semáforo verde, procura disminuir velocidad. Por la noche sucede que muchos conductores creen que habrá menos tráfico y manejan de manera más imprudente, sobretodo si hay alcohol de por medio.

Vestirse adecuadamente

Tú también puedes convertirte en un riesgo para los demás y, desde luego para tí mismo si no llevas vestimenta vistosa o reflejante. Idealmente, deberás llevar un chaleco o chamarra reflectante de alta visibilidad o aquellas tienen bandas reflectantes o fluorescentes, también en el casco es buena idea adherir algún sticker reflejante. Lo mismo ocurre con la moto también; lo más visible que puedas hacerla, lo más seguro te sentirás. En la noche debería ser también responsabilidad de los conductores de autos estar más atentos, pero no demos las cosas por hecho y anticipémonos en lo posible.

Rueda tan rápido como puedas ver

 

Debes conducir tan rápido como se puede ver. Si el camino de adelante es fácilmente visible, entonces se puede andar a una velocidad razonable, pero debes tener en cuenta que en la oscuridad, los peligros pueden surgir de la nada. Siempre maneja alerta de cualquier eventual tope, bache, o animal que cruza, para ello las luces del faro son tu mejor aliado. También en la noche o madrugada la neblina puede complicar tu visión, así que atento a estos factores.

Deja un comentario

volver arriba